Japón

febrero 16, 2007

Nunca he comentado nada sobre el país que más me ha gustado antes, durante y después de visitarlo. Japón es un sitio diferente. Cuando llegas, te das cuenta de que aquello no es occidente, de manera inmedianta, cuando no eres capaz de leer un puto letrero. Por fortuna, los semáforos funcionan de manera similar, las aceras son aceras, las tiendas son las tiendas, y los coches tienen cuatro ruedas. Vamos, lo básico para desenvolverte en una tierra totalmente extraña.

Pero esta entrada no es de Japón, es de una excentricidad que se llama kancho y que, cuando querais, la probamos. No me voy a dedicar a repetir lo que pone en el link, así que miradlo vosotros mismos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: